En los siglos pasados cualquier discrepancia entre los evangelistas inquietaba a los comentaristas; como se creía que los textos sagrados habían sido dictados por el Espíritu Santo o por algún ángel del Señor, el ángel debía acordarse de todos los detalles y, a no ser que el evangelista fuera sordo, la menor diferencia ofendía a la verdad divina. Hoy en día, con excepción de algunos fundamentalistas, la objeción ha sido superada: si había un ciego a la salida de Jericó, como dicen Marcos y Lucas, o dos como pretende Mateo, ¿qué cambio supone?


Introducción al Nuevo Testamento/página 5/Biblia Católica Latinoamericana.

___________________________

     
 
 
     
  No puedo evitar aportar un poco de sentido del humor a un trabajo que me lleva varias horas de estudio. Que si a mí me parece en ocasiones extenuante, no quiero ni imaginar lo que le ha costado excavadores, arqueólogos, académicos y productores que traen hasta nuestro escritorio el resultado de su investigación.

¡Larga vida a todos ellos!
     
  El estudio de la Biblia ha sido abordado siempre desde la fe y para la fe. Durante siglos sus relatos han sido aceptados sin cuestión y en algún momento de la historia ha sido hasta peligroso ponerlos en duda. Pero como todo acontecer del diario vivir, estos relatos debieron dejar huella.

Si es que realmente sucedieron no debe ser molesto para nadie abordar su estudio con el método científico. Lugares; tradiciones; documentos; personajes; fechas; nada debe escaparse a nuestro análisis y compromiso con la verdad.

Si has pensado en ver el documental sobre LOS PATRIARCAS de Filkenstein y Silberman; y tomar nota...No te preocupes, ya lo hice en tu lugar.

Ve a la zona de Descargas de este sitio y bájalo. Es un obsequio para ti.

Atte. Luis Carlos
---------------------------------------------------------------------------------------------------   ---------------------------------------

El proceso para clasificar los textos del Nuevo Testamento

  Se sabe que algunos escritos del N.T. fueron de rápida aceptación entre los primeros cristianos y considerados como canónicos sin tanta cuestión, entre ellos, los evangelios y algunas epístolas paulinas.
 
  Por otra parte; Apocalipsis, Hebreos, Santiago, 2ª. de Pedro, 2a. y 3a. de Juan y Judas, fueron considerados como aceptables ya entrado el siglo V y en Siria hacia el siglo VI. Estos fueron los llamados deutorocanónicos del N.T.
El Apocalipsis de Juan fue aceptado en al Iglesia de Oriente con casi mil años de retraso; siglo X.

  Hasta la fecha, no se sabe quién es el Juan que lo escribió. En la literatura confesional para los creyentes se dice que fue el “discípulo amado” pero para los investigadores, la Iglesia prefiere guardar sus reservas o definitivamante dice que, el discípilo de Jesús, no fue. Uno de los que tajantemente afirma esta postura es el Padre Antonio Aradillas, conocido periodista, sacerdote y escritor español. Lo mismo sucede con las epístolas pastorales que son atribuidas por tradición a Pablo, aunque sabemos que él no pudo haber sido.

 
  Sobre los aceptados en las comunidades, me refiero a que ya se leían y eran considerados inspirados por Dios en varias iglesias. Esto sucedió independientemente de que Roma los declarara oficiales diez siglos después.

 
La clasificación
 
  Cuando nos adentramos en el estudio de los textos sagrados que fueron incluidos en el Canon de la Iglesia Católica, es conveniente considerar por lo menos dos cosas.

 
  Primero.- que en el Tiempo de Jesús y sus apóstoles el texto predominante del A.T. era lo que se conoce como “Septuaginta”, “Versión de los setentas” ó “LXX”. Esta es la versión que alrededor de doscientos años antes de nuestra era Ptolomeo Filadelfo, Rey griego de Egipto, mandó a hacer.
 
  Se dice reunió alrededor de 70 escribas judíos para traducir una versión de los escritos del Tanaj (libros escritos en  hebreo y arameo) al griego; (idioma predominante del mundo conocido).

  Más adelante, San Jerónimo, a finales del siglo IV, hace la traducción al Latín y a esta se le conoce como Vulgata. Posteriormente vienen versiones en la lengua vernácula de los países europeos siendo Alemania quien crea la imprenta y produce por primera vez una versión moderna de la Biblia.

 
  Para este acontecimiento se han librado ya muchísimos obstáculos y han pasado alrededor de mil años después de la Vulgata.
 
  Respecto a la LXX, los judíos conservadores no la aceptaron desde sus inicios por que incluía otros textos que ellos no contemplaban dentro de su canon. También tenía el inconveniente de no estar en su idioma original.

 
  Segundo.- Por regla general existen en la Biblia, tres tipos de literatura: Los libros "Protocanónicos"; los que siempre han sido considerados como inspirados por Dios y aparecen en la lista del canon hebreo desde su formación; Por ejemplo El Pentateuco, o mejor dicho por los judíos; La Torá.
 Los libros "Deuterocanónicos" . Los que no aparecen en la lista original hebrea como los agregados de la Septuaginta del A.T.
 
También se dice, “de los que se ha dudado”. Por ejemplo: Tobías, Judith, adiciones a Ester, Sabiduría, Eclesiástico, Baruc, Carta de Jeremías, adiciones a Daniel, Oración de Azarías, Himno de los tres Jóvenes, Historia de Susana, Historia de Bel y el Dragón, I y II de Macabeos.
 
Los del N. T. ya los he mencionado; (Santiago, Apocalípsis, etc.)
 
  Existen versículos que también son de dudosa procedencia por no estar en los textos más antiguos que tenemos y que aparecen con el tiempo: (La aparcición de Jesús en su resurrección; Marcos 16:9-20), (Las grandes gotas como de sangre; Lucas 22:43-44), (La mujer adultera; Juan 7:53 al 8:11).
 
  “Desde los acuerdos tomados en el Concilio de Trento, a los católicos no les está permitido cuestionar estos pasajes”.
 
  Los libros "Canónicos". Los que al paso de un largo proceso despejaron la mayoría de las dudas entre los cristianos y son aceptados hasta por la Iglesia Protestante.
  Cabe decir que muchos creyentes no saben esto y si acaso, son los protestantes quienes desde su conversión, acostumbran memorizarlos.


Tomado de "La verdad de la fe verdadera" ® de Luis Carlos Sánchez
 
 
La hipótesis documentaria

En el siglo XIX Julius Wellhausen, teólogo protestante alemán , dio forma a la Hipótesis Documentaria. 
Esto se refiere a las posibles adaptaciones, fechas y autores en la redacción de la Torá.
Por tradición se piensa que esta colección (de cinco libros) fue escrita por Moisés. Existen muchos indicios que esto no es totalmente verosímil.
La gran mayoría de especialistas (incluyendo a los eruditos creyentes) coinciden con la hipótesis de Wellhausen.
No solo de este sino de autores más distantes, de la talla de Thomas Hobbes, Isaac de la Peyrère, Baruch Spinoza, Richard Simon, y John Hampden.
 
(J)  Tradición Yahvista o Jehovista;
escrita  950 a.J., en el sudeste del reino de Judá
 
(E) Tradición Elohista; escrita aprox. 850 a.J., en el noreste del reino de Israel.
 
(D) Tradición Deuteronómica; escrita 621 a.J., en Jerusalén durante un periodo de reforma religiosa.
 
(P) Tradición Sacerdotal o Presbiterial; escrita aprox., 450 a.J. por los sacerdotes de Aarón.

Particularmente no afirmo ni niego nada. Por eso anoto que es una Hipótesis.
     

 

Por qué los judíos no creen en Jesús como Mesías?

  Conocer por los mismos judíos lo que piensan sobre Jesús despeja muchas dudas para quienes nos preguntamos el significado que estos dan a su persona y a su obra.
  A continuación, algunos de los conceptos que nos develan su punto de vista:

  1.- Mesías significa “ungido”. Este acto debe sujetarse al orden establecido, y al serlo la persona queda facultada para ejercer el trabajo para lo cual ha sido asignada. Asi fue con todos los mesías a lo largo de la historia.

  Jesús nunca fue ungido según lo establecido (ante la nación, con aceite y por un sacerdote. )

  2.- Existen dos líneas de unción; la sacerdotal y la real.
  (Éxodo 29: 1-7) Función sacerdotal
  (1a. de Samuel, 16) Función real

 (Jesús nunca estuvo en funciones ni sacerdotales ni reales para el pueblo de Israel; tampoco ostentó ninguno de los dos títulos.
  Si no fue ungido ni ocupó al menos una función de estas, tampoco fue el Mesías esperado).


  3.- El Mesías debe reinar en Israel, establecer la paz y lograr el retorno de los judíos a su tierra. También debe establecer las condiciones para la función sacerdotal y la obediencia a la Torá.

  -Jesús prácticamente era un desconocido fuera de sus familiares y vecinos.
  -Nunca reinó sobre Israel.
  -Los judíos, lejos de regresar, se fueron a otras tierras. En lugar de paz, experimentaron una terrible suerte que tuvo su etapa más cruenta en el año 70, d.J.
  -Las condiciones para la obediencia de la Torá tampoco se dieron, al contrario; entre los siglos II y IV se define un Nuevo Testamento y la Torá pasa a un plano secundario entre los seguidores de Jesús.
  -Ante su penoso fracaso, se desarrolla la idea de que todo es parte del plan.

  -La actividad y la forma del mesianismo de Jesús solo esta registrado en los textos de sus seguidores y pasó desapercibido por los registros de la época.

  4.- En el judaísmo, la salvación de los gentiles está desde hace tiempo resuelta en las “Siete leyes de Noé”. Para los judíos son 613 preceptos.

¿Interesante verdad? Una creyente fundamentalista puede pasar por alto estos argumentos y mantener una convicción ciega según le instruyan en su congregación. Un investigador de lo que realmente pasó, no.


Tomado de "La verdad de la fe verdadera" ® de Luis Carlos Sánchez
 













 


"Oye, Israel: Yaveh nuestro Dios,
Yaveh uno es."
Deuteronomio 6:4:
___________________________

 

La salvación de los gentiles en el judaísmo.
 

  Aunque parezca increíble, el apóstol Pablo desarrolla hasta sus máximas consecuencias la idea de un pecado que viene desde Adán y que queda sin efecto para todo aquel que se acoja  a la obra redentora de Jesús.

  Se discute hoy si esto fue idea de Pablo, a tenor de lo que sucedía en su contexto histórico y sus conflictos personales.

  La razón es que, en el judaísmo la salvación no es exclusiva del sacrificio de un cordero ni mucho menos que alguien pague por los pecados del otro. Aún más; para Jesús y sus contemporáneos la salvación de los gentiles estaba ya solucionada en las 7 leyes de Noé.
 
La mayoría de los creyentes cristianos ignoran esto y en los círculos de la erudición teológica se discute qué hacer cuando este conocimiento sea asimilado por las masas.

     

María, "Madre de Dios" 1

 
  Con cierta razón los creyentes católicos se molestan cuando un, no católico, afirma que María es madre de la humanidad de Jesús y no de Dios mismo.
  Históricamente, esta doctrina no fue asimilada por ninguna de las corrientes cristianas del primer y principios del segundo siglo.
 La Iglesia Católica a partir de los padres apologetas, desarrolló una fórmula bien estructurada que de no seguirla será dificil sustentar la divinidad de Jesús y su sacrificio vicario. Veamos estos importantísimos detalles.

 En un punto determinado del tiempo sucede lo siguiente:

  1.- El cuerpo de Cristo fue formado por el Espíritu Santo.
  2.- Su alma fue creada por Dios y unida al cuerpo.
  3.- A este cuerpo y a esta alma se une el Verbo Divino en una sola persona.
 
 Resultado igual a Unión Hipostática. En Cristo hay dos naturaleza; dos entendimientos y dos voluntades. Jesús es perfecto Dios y perfecto hombre por tal razón María es “Madre de Dios”.

 Si en la concepción de Cristo hubiera habido una fracción de segundos entre un acontecimiento y otro, o si hubiera nacido solo hombre y no Dios, toda su obra quedaría sin sentido y fueran de cualquier razón todas las doctrinas que la Iglesia considero heréticas; Monarquinistas, Subordinacionsitas, Arrianistas, etc. Junto con todos los protestantes de la actualidad.

 La doctrina de Jesús, (Dios – hombre) fue acuñada y patentada por Roma, (claro, ya existía entre egipcios y griegos el concepto). Por tal razón, los creyentes católicos se incomodan cuando se reinterpreta esta doctrina fuera de su contexto original. Por otra parte tampoco todos los católicos promedio conocen esto.



Tomado de Curso de Teología Dogmática de Pablo Arce y Ricardo Sada.
 
¿Qué se cree en el Islam?
 
Los cinco pilares del Islam básicamente son los siguientes:
 
1.- La confesión de fe: No hay divinidad excepto Dios (Al-lah) y Muhammad es su ultimo mensajero.
 
2.-La práctica del Salat: Oraciones que se hacen cinco veces al día.
 
3.-El Zakat: Caridad a los pobres (mínimo el 2.5% de la riqueza de una persona).
 
4.-El Ayuno: Este se practica una vez al año durante el mes de Ramadán.
 
5.-Peregrinación a la ciudad de La Meca: Por lo menos una vez en la vida si se tienen las condiciones económicas, físicas y mentales para realizarse.


 

María, "Madre de Dios" 2

 
  Para el protestante, la formulación de la Iglesia Católica sobre la divinidad de Jesús parece intrincada e irracional. El problema se hace más grande cuando lleva implícita la Maternidad de Dios, en la figura de María (theotokos).

  Si consciente y arbitrariamente se desarticulara esta fórmula dogmática para defender la postura contraria, es decir; María, madre solamente de la humanidad de Jesús (antropotokos), ya no habría mito hipostático pero tampoco redención de pecados a la humanidad.  

 Se acaba todo, hasta la razón de congregarse como "cuerpo místico de Cristo".
 Si el que nace no es “Dios-Hombre”, ¿qué queda?

  Para judíos y musulmanes esto no es ningún problema.

 Ambos grupos manifiestan que el mensaje de Jesús fue la proclamación de la soberanía de Dios. No existe pecado original, ni un mesías divino que se haga de una madre a la que también se le haga coparticipe de la redención humana.

Cada uno es responsable de sus actos y su relación con el Creador.
 

El texto sagrado en el Islam es el Corán; consta de 114 capítulos llamados Suras, conformados con determinado número de versículos llamados Aleyas.

Por fe, se acepta que el contenido de este compendio fue revelado por Dios a Muhammad a través del Ángel Gabriel durante aproximadamente de 23 años. Los textos fueron dictados a escribanos y supervisados por el mismo profeta. También, desde un principio, fueron íntegramente memorizados por miles de personas asegurando su fidelidad para evitar que fueran interpolados.

Dato interesante: El Canon Judío, tan antiquísimo, no quedó concluido hasta el siglo II de la era cristiana.
La Biblia católica quedó oficialmente definida en el año1546, de la misma era. Sin embargo el Corán, es oficial y la máxima regla de fe y conducta en el islam desde sus inicios; siglo VII de la era en curso. 
 
     
“Q” se puede decir mucho a la vez de no saber nada de él.
 
Como notarán, tengo por afición recurrir a nuestros teólogos y a sus fuentes para enterarme de cosas que no llegan a las iglesias de nuestro barrio. 
En estas andanzas tube la fortuna de encontrarme con la llamada fuente “Q”, del alemán "quelle" (fuente).

Investigadores de diferentes confesiones y especialistas seculares paracen unirse en consenso para argumentar en base a esta hipótesis que desde hace varios años se ha considerado para el estudio de los evangelios sinópticos.

Claro que también están los escritores que piensan que la Biblia ha de interpretarse al pie de la letra y que esta es infalible y además ha sido dictada por el mismísimo creador.

En líneas generales; Marcos, el evangelio probablemente más antiguo, alimenta a Mateo y a Lucas. Pero un porcentaje del contenido de Mateo y Lucas parece proceder de “Q”. Estamos hablando exclusivamente de los sinópticos y muy probable de un apócrifo; el Evangelio de Tomás de mediados del segundo siglo.

Una exposición más clara y resumida que les comparto es la del Lic. Carlos Gregorio Díaz Ortiz, de la Diócesis de Maturín.

Viene en presentación PowerPoint. Vale la pena descargarlo.

 
https://dl.dropboxusercontent.com/u/81575159/Evangelos_sinopticos.pps
 
 
     
   
     
Es común dar por hecho que lo que está escrito en el texto bíblico nos ha llegado directamente de su escritor. Suponemos, que habiendo trabajado bajo inspiración divina, nos ha trasmitido un texto fiel e íntegro sin haber pasado por algún contratiempo jamás.
Que de esta manera, el texto quedo encuadernado; con su pasta de vinil o de piel; con sus cantos dorados; organizado con capítulos y versículos; traducido a nuestro idioma y con el significado y la interpretación que le dan nuestros infalibles predicadores.    
                                                
Pues no es así.

El proceso de selección ha llevado siglos y no ha estado exentó de intereses políticos, económicos y sociales. Hubo gente buena y preparada que puso todo su empeño y su corazón para que en nuestra mesa estuviera este maravilloso compendio de libros, pero este tipo de personas, por lo regular concluyó su trabajo bajo la presión de una élite religiosa al servicio de sus propios intereses. 

 Ten en cuenta que las principales versiones de la escritura bíblica de hoy se elaboraron en una época de incertidumbre religiosa. Además, que existen ahora manuscritos más antiguos que ponen en duda la integridad de lo que antes teníamos como infalible. No vamos a emitir juicios sobre quién tiene la razón pero sí actuar con prudencia en nuestra investigación.
 
RECOMENDACIONES

1.- Pasa tiempo en oración y meditación antes de abordar una lectura y no te aflijas si te dicen racional. Muchas personas religiosas suelen afirmar que mientras más te documentas, más pierdes tu espiritualidad y que la espiritualidad debe estar emparentada con la ignorancia.

2.- Selecciona un comentarista imparcial que presente conclusiones claras y objetivas de los pasajes bíblicos en cuestión.

3.- Ten a la mano diferentes versiones de la Biblia, aunque no sean las que usan en tu denominación.

4.- Aprende por lo menos el alfabeto griego y el hebreo con el significado numérico y místico de cada letra. Los escritores bíblicos encerraron grandes enseñanzas en la numeración y en las palabras.

5.- Consigue un texto de etimologías griegas. Los teólogos al servicio del sistema para el que trabajan inducen el significado de los textos para que sean comprendidos acorde a los lineamientos teológicos de su confesión aunque esto nos aleje de la realidad.

6.- Ten a la mano un mapa bíblico de la época que estudiarás. La llamada Tierra Santa esta siempre cambiando sus divisiones políticas. Sus pueblos y sus ciudades se construyen y se vuelven a destruir.

7.- Aprende judaísmo, en especial el de la época de Jesús y el de la actualidad. Los cristianos adoran al Dios de Israel y desconocen completamente su cultura y su religión. De ahí que quedan a expensas de lo que les dicen los malos predicadores. Aclaro; no todos son malos, hay muchos muy buenos, honestos y bien documentados.

8.- Cuestiona siempre; lo que lees, lo que te predican y lo que todos quieren que seas o que sigas creyendo. Haciendo esto sentirás más seguridad en defender tu fe y si hay cosas que tienes que reconsiderar, no te preocupes en hacerlo. Hay gente que por evitar el “qué dirán” siguen confesando cosas que ni ellos mismos creen, que van contra sus principios y que les agobia no poder expresarlo.

9.- Conoce otras culturas, otras formas de creer. Otros pueden alimentarse de tu conocimiento y tu fe; y tú tienes mucho que aprender de los demás. Incluso los tuyos te dirán que si haces esto te vas a confundir. ¡Aguas! Es un candado para que no te salgas de su control. Se confunde solo el que se aferra a no querer aprender. Le es más cómodo quedarse en el confort y cerrar su oportunidad de evolución.
  
10.- No prestes oídos a los que te desanimen para adquirir conocimiento. El ego de las personas religiosas y poco objetivas les hace emitir juicios a todo el que no piensa como ellos. Están plenamente convencidos que son los depositarios exclusivos de la verdad divina y que tienen el monopolio de la espiritualidad. 

¡Ánimo! yo he escuchado a grandes predicadores del amor divino que albergan la esperanza en que llegue el juicio de Dios y consuma a todos los que buscaron la espiritualidad y brindaron servicio a sus semejantes fuera de su religión.
 Suponen que el equilibrio del amor divino es la condenación. Incluso, hubo escritores bíblicos que también pensaron así. Comen beben y destilan juicio para los demás. 

Tú lo sabes; Dios es mucho más que religión.

 
   

 

 
© 2016